CRÓNICAS IRRESOLUTAS (y XVI)


TRASIEGO

Irresoluta se deslizaba por el sendero que conducía al páramo en donde siempre había vivido y donde esperaba encontrar a Libidinoso. Estaba contenta y no le importaba que la pudieran encerrar, pues que sea una asesina, no quiere decir que no tengo mi corazoncito, ¿verdad, mamá?, miraba al cielo. A partir de ahora, todo va a ser distinto en la vida de Irresoluta, que no puede ser tanta desgracia, que en alguna estadística tengo que encajar, por el amor de Dios. Y dejaré de ser atea, lo prometo. Por favor: que todo me salga bien, seguía arrastrándose hacia el páramo. Estaba cansada después de estar dos días enteros deslizándose, pero más cansada estoy de ser virgen, que a quien se lo cuente, no se lo cree. Si lo que yo digo… Si lo que ella dice: siempre hay un roto para un cosido. ¿O es un roto para un descosido? Yo ya no sé, no sé, lo único que sabe es que está contenta… ¡Qué contenta estoy! Ya le falta poco para llegar, y una rana atrevida la saluda sobre un nenúfar. Hola, le dice. Hola, le responde. ¿Cómo estás? Yo, muy bien, ¿y tú? Yo, también. E Irresoluta desenrolla su larga lengua hacia la impertinente sapilla y la engulle en un abrir y cerrar de ojos; que buena que está, es verdad que está muy bien, no mintió, no me ha mentido, no como mi ex amiga Dilema, que se ha pasado toda su vida mintiendo, sólo para hacer mal, para su bien y nada más. Irresoluta no quiere ni pensar en Dilema, porque se le hace mala sangre, y no quiere, que a partir de ahora, sólo va a pensar en cosas agradables, que ya está bien, se dice… ¿Cómo haría para encontrar a Libidinoso antes de que la encontraran a ella? Debía tener mucho cuidado, que de lo contrario me veo en la cárcel más sola que la una.

¿Hay alguien por ahí?, fue lo que preguntó, asustada, cuando vio cómo se movían unas mimosas cercanas. No vio a nadie, pero tenía que tomar precauciones. Siguió arrastrándose hasta que sintió un ruido detrás suyo; ¿hola?, preguntó, expectante. Hola, salió avergonzada de detrás de unas grandes adormideras su amiga Dilema, ¿qué tal?, sonrió, mientras aprovechaba y atrapaba un escarabajo que salía huyendo. La había estado siguiendo todo el camino, escondiéndose tras los arbustos, porque, ¿qué iba a hacer ella sola en la ciudad? Ahora mismo te vas por donde has venido, le dijo Irresoluta, que no quiero verte nunca más, ¿para qué vienes, para quitarme a Libidinoso? No se lo iba a permitir, que ya no era la misma de antes. ¿Qué cómo se me ocurre?, le preguntó Dilema. Porque te conozco, Dilema, te conozco, que Irresoluta no es tonta. Pero en aquel momento, Dilema se desliza rápida y adelanta a su amiga, y le dice que ella se va al páramo, que no tiene nada que perder, porque ella no ha matado a nadie, y que la recibirán como a una heroína, que es lo que soy, Irresoluta, porque yo te he ayudado mucho, y soy buena, que la mala eres tú, la asesina, que yo no he hecho nada, sólo ayudarte, porque tengo buen corazón, y…

… Y cuando Irresoluta llegó al páramo, toda la comunidad de jiracoleones estaba allí, esperándola. La miraban raro, o al menos, fue lo que pensó ella, que los ojos con qué me miran, me dan miedo, se preocupó. Y Dilema, desenrolló su cola apuntándola, diciendo: ahí la tenéis...

Y la tenemos en la cueva-cárcel del páramo, esperando que su amado Libidinoso venga a rescatarla para huir, otra vez, hacia un futuro incierto, porque me quiere, se dice, me quiere más que a su vida, piensa, mientras que justo en ese momento, Dilema y Libidinoso están en los dominios de Irresoluta, acoplándose sobre su roca preferida.

(FIN)

10 comentarios:

brokemac dijo...

...ahora sí que voy a buscar yo una cerveza, para digerir todas la ranas, arañas, escarabajos...
y reflexiones filosóficas de A.G.R.

enero20 dijo...

Estás días y días sin poner nada y luego vas y nos sueltas 12 "crónicas irresolutas". Eres imposible!!!

pon dijo...

La Holly Virgin!!!!

Hay que leerlas todas??? Pones nota??? Pasas lista???

Creo que me voy pa septiembre, no puedo con la vida irresoluta.

cristina dijo...

¡Joder!
(Uy perdón)

pe-jota dijo...

Bueno acabo de terminar, como es lógico leído en varios días, y ahora esperarás un comentario, epatado es lo más ajustado que se me ocurre en este momento........ Y extenuado, jejejejejejejeje

pon dijo...

El cielo está irresoluto,
quién lo resolutará?
el resolutador que lo resolute,
buen resolutador será.

La maga... dijo...

De lo que me habia perdido...

Oye, impresionante cada parte y lo ingenioso para poder cazarlas tan bien y no perder así el hilo.

Que bueno leerte de nuevo.

Strawberry Roan dijo...

brokemac:
todavía recuerdo que a medida que iba publicando tú ibas leyendo... ¡Qué presión!

enero20:
no son 12, son 16. Y sí, soy imposible.

pon:
en septiembre nos veremos las caras. Te haré las preguntas de rigor.

cristina:
¡Me hable bien, por favor!

Strawberry Roan dijo...

pe-jota:
jajaja, animalico!!! Descansa y reponte.

La maga:
No te habías perdido mucho porque no habia publicado gran cosa hasta ahora. ¿No has perdido el hilo? Claro, es que es una historia muy simple... Besote

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Irresoluta, Libidinosa, buenas, malas, asesinas y nenúfares...(y un sapillo). Prometo leérte al menos cinco crónicas, en la próxima semana, si mi impresora no da síntomas de astenia (no sé si es el cartucho). Tengo una cervical descoyuntada de leer blogs, pero son gajes del oficio, lo que pasa que mejor, porque también tengo una nueva silla con "regulador lumbar" ó como se diga, y la silla promete...
Besotes