EL DEDO EN LA SIEN


Bien es sabido que la gota que colma el vaso ha sido y siempre será la culpable de que muchas veces perdamos el temple que a alguno de nosotros, gente amable y tranquila, nos caracteriza. Estamos al límite, a punto de perder los estribos, y viene la gota, la que llena, atiborra, harta, satisface, satura y, en definitiva, colma el vaso. Vaso con “v”, no con "b", no vayan a creer que me baso (asiento, establezco, afirmo), en esta palabra por el simple hecho de elegirla para crear confusión, no es esa mi intención, ni mucho menos. Quiero dejar las cosas claras. Pero no es de la gota de lo que en un principio quería hablarles, aunque lo haya creído oportuno y así lo he constatado, como lo han podido comprobar, si es que me están leyendo o, en todo caso, oyendo atentamente a alguien que por su boca salen estas palabras que ahora escribo. De lo que quería hablarles era del gesto que consiste en ponerse el dedo índice en la sien y moverlo como quien atornilla y desatornilla (enrosca y desenrosca), ustedes ya me entienden… El que está ido (palabra mucho más bonita y poética que loco o chiflado) es un incomprendido. Eso no está bien. Hay que tratar de comprenderlos y para eso sólo hay dos maneras: ser psiquiatra o tener sentido del humor. No crean que esto sea una salida, sino una llegada, un buen camino; no siempre una meta, por desgracia. Un ejemplo:

(Perdón, que no son dos puntos y aparte, pero permítanme seguir aquí, en esta misma línea que sigue, ya que he llegado hasta aquí:) Como decía, un ejemplo: supongamos que viene usted (sí, usted mismo) y me dice que es marco polo no le digo sí que es me dice y cómo lo sabe le digo por ese paquete que lleva en la mano me dice no veo la relación le digo yo sí me dice a ver le digo marco polo importó los fideos me dice y entonces qué le digo usted lleva un paquete de fideos me dice pero esto no es un paquete de fideos sino de azúcar le digo usted está loco me dice el loco es usted le digo no señor es usted el que está loco si no sabe que es marco polo me dice.

El ejemplo que acaban de leer es de lo más clarificador. Si no lo han entendido, vuélvanlo a leer o, ahora (sí, en este mismo momento) que me doy cuenta, considero mucho mejor que yo vuelva a escribirlo y no tengan que cambiar la vista de renglón, que siempre es muy molesto, aunque si lo han entendido (el ejemplo, me refiero) no es necesario que tornen (vuelvan) a leerlo y pasen a lo siguiente (que ahora, sí, en este momento, no sé lo que será). Un ejemplo: sí, el mismo (el de antes), idéntico (exactamente igual): supongamos que viene usted (sí, usted mismo) y me dice que es marco polo no le digo sí que es me dice y cómo lo sabe le digo por ese paquete que lleva en la mano me dice no veo la relación le digo yo sí me dice a ver le digo marco polo importó los fideos me dice y entonces qué le digo usted lleva un paquete de fideos me dice pero esto no es un paquete de fideos sino de azúcar le digo usted está loco me dice el loco es usted le digo no señor es usted el que está loco si no sabe que es marco polo me dice.

¿Lo han entendido ya? ¿No, les pregunto entre estos signos de interrogación? Es como las recaídas. Un hombre se enferma y, tras unos días engañosos de lenta recuperación, viene la recaída. Las recaídas son nefastas y, a veces, funestas (si es que no quieren decir lo mismo). Como ven, hay palabras que confunden. Funesto es lo mismo que aciago y aciago lo mismo que infausto e infausto lo mismo que fatídico y fatídico lo mismo que fatal y fatal lo mismo que adverso u ominoso pongamos por casos que casos hay para dar y tomar por eso yo los tomo y los utilizo y expongo para que ustedes me entiendan y perdonen que no ponga comas ni puntos ni puntos y comas pero no se quejen pues antes ya lo he hecho y no han dicho nada (yo no he oído nada) y ahora es tarde además de que pienso que así de esta manera podrán comprenderme mejor si es que todavía no lo han hecho y pudiera ser cierto que todavía no lo hayan hecho por eso yo sigo así como si tal cosa y ahora (en este mismo momento) voy a poner un punto (.) porque quiero y me apetece y ahora otro (.) y otro (.) y hasta dos (:) uno encima del otro y otros dos (..) uno al lado del otro pero no crean que voy a poner puntos suspensivos sino un punto y aparte después de dos puntos y sin paréntesis: .

y una coma (,) entre paréntesis

y hasta un corchete sin paréntesis [

Y ahora me acuerdo de la gota, la gota que colma el vaso, el vaso con uve (v), no con be (b), punto y aparte

Como ven, todo es proponérselo, ahora sí, puntos suspensivos…

Es como el color amarillo, que la envidia evoca, que envidiosos hay muchos y otra y no la que ustedes piensan es la amenaza amarilla. Para que me entiendan: si un pájaro vuela y vuela cada vez más alto, llegará el momento que el ave se perderá en el espacio y posiblemente nunca (jamás) volveremos a verlo como un pájaro terrestre (y ovíparo), sino como a un extraterrestre alado (con alas). O sea, un cubo no es cuadrado, sino que, por ejemplo, es redondo por envidia [pongamos por caso al cubo de la basura que todos tenemos en casa, no por envidia, sino por necesidad (la necesidad es muy mala)].

Para que me entiendan (no sé cuántas veces lo he dicho ya): lo absurdo no es que yo esté escribiendo todo esto, sino que lo estén leyendo o escuchando (en el caso de que alguien lo lea en voz alta para ustedes). Pero no soy tan malo ni perverso de no hablarles y explicarles lo que en un principio les prometí, o sea, sobre el gesto de ponerse el dedo índice en la sien y moverlo como quien atornilla y desatornilla. Me explico:

El gesto que consiste en ponerse el dedo índice en la sien y moverlo como quien atornilla y desatornilla es un gesto que consiste en ponerse el dedo índice en la sien y moverlo como quien atornilla y desatornilla.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, Buenas Tardes: como este es el único blog en el que "puedo" escribir, te voy a dar un poco la lata.

.- ¿entiendes lo que te digo?.

.- Muchacho con lo de FUNESTO, ACIAGO, INFAUSTO, FATIDICO, con lo sencillo que hubiese sido escribir DESGRACIADO y ya esta... pero es que te gusta ... te gusta mucho ...

.- ¿entiendes lo que te digo?.
Pero esto no iba de la gota que colma el vaso con "V".

Besos. Yo-nosé

pon dijo...

La pregunta con signos de interrogación es:
¿hacia qué lado el dedo atornilla y hacia qué lado desatornilla?.

brokemac dijo...

¿-.<.,.,.,.,.,<>.,.,.,.,.,>.-?

-pwtvbrtwpkhgtdcwrtpdmkh........

:):):):):):):)

cristina dijo...

Estaba poniendo el dedo índice en la sien haciendo circulitos [yo atornillaba hacia la derecha y desatornillaba a la izquierda:perfectamente puede ser a la inversa Pon: ¿se me entiende?] pero he pasado a reir y después ( o a continuación) a sonreir y seguidamente a mirar muy fijamente y a oir, si a oir, muy atentamente...
¿Puede alguién explicarme este viaje?
De cualquier forma me apunto al sentido del humor, agridulce.

Marga dijo...

Esto...

Vaya tela con el dedito en la sien...

Muacs

José L. Serrano dijo...

yo soy marco polo, pero nunca llevo fideos para que no me reconozcan

Ana, un Hada al Sur del Mundo dijo...

Lo prometí y ahí leí este segundo post...
¿Resultado?
JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!
Iba en el tren, de regreso a casa y sin poder contener la risa por Dios...
Sinceramente gracias... porque fue ese instante lo que me hizo coronar la idea para el post que finalmente publiqué hoy...
Un beso y, te aviso que ya estás entre mis links... gracias por tenerme entre los tuyos.